Aceite Hígado de Bacalao, Excelente Fuente de Vitamina D


De entre las boticas de nuestro pasado más reciente, encontramos que el aceite de hígado de bacalao ocupaba una posición privilegiada, sobre todo en lo referente al correcto desarrollo infantil.


En la actualidad, y conociendo mejor su contenido en ácidos grasos insaturados, vitamina A y vitamina D natural, las propiedades del hígado del bacalao se extienden a un amplio número de situaciones.

Gracias a la acción de los rayos solares, nuestro cuerpo es capaz de sintetizar vitamina D de forma suficiente si nos exponemos a ellos con responsabilidad.

Todo y así, durante los meses de invierno, donde las pocas horas de luz y en muchos casos la escasa presencia de sol, sumado a que la mayor parte de nuestras actividades las realizamos en áreas interiores, se reduce drásticamente esta síntesis de vitamina D.

El Aceite de Hígado de Bacalao fue un Remedio Tradicional para la Prevención del Raquitismo.

Dado que la vitamina D se encuentra poco extendida en los alimentos de forma natural, en estas situaciones el aceite de hígado de bacalao puede ayudar a aportar la cantidad suficiente para contribuir a que nuestros huesos, dientes, sistema muscular, inmune y hormonal se mantengan en buenas condiciones.

El papel antiinflamatorio y cardioprotector viene de la mano de los ácidos grasos insaturados, especialmente omega 3. Grandes aliados, todos ellos, de venas, arterias, articulaciones y cerebro.

Como fuente de vitamina A activa (retinol), el aceite de hígado de bacalao ayuda nuestros ojos mejorando la adaptación visual a situaciones con poca luz.

Además, esta vitamina es muy positiva para nuestros huesos, piel y mucosas, para el sistema inmunológico y con capacidad antioxidante para luchar contra los radicales libres y proteger nuestro ADN.

<<Click en la Imagen para Ver el Producto>>


<= Comparte este post con los botones de la izquierda. Ayuda a otros a recibir esta información de valor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario