Como Recuperar la Movilidad de las Articulaciones con MSM


Metil-sulfonil-metano es una sustancia presente tanto en animales como en plantas y es de gran importancia para nuestras articulaciones.

La carencia de MSM a nivel de cartílago y de líquido sinovial puede ser causa de una aceleración en el desgaste, de ablandamiento del cartílago y de pérdida en la funcionalidad de la articulación.

Las molestias asociadas a algún tipo de artritis reumática afectan casi a la mitad de las personas mayores de 65 años, especialmente mujeres.

MSM Metil-Sulfonil-Metano proporciona al organismo azufre de forma natural, un mineral que participa en muchas funciones corporales, especialmente a nivel de la articulación.

La inflamación y dolor que lo acompaña, así como la inmovilidad, son solo una muestra del nivel de gravedad en el que nos podemos encontrar.

El Metil-sulfonil-metano se ha mostrado eficaz ante diferentes grados de degradación articular.

Actuando como antiinflamatorio incide directamente sobre la parte inflamada frenando su progreso. Esto ayuda a disminuir la sensación de dolor.

Como elemento reparador, el MSM trabaja sobre la articulación, ayudando en la síntesis de colágeno y formación de cartílago. En conjunto, el aporte de MSM aporta estabilidad y flexibilidad, a la vez que refuerza las articulaciones.

En situaciones de molestias continuadas, la toma diaria de MSM puede contribuir a recuperar la movilidad.

Asimismo, en caso de lesiones deportivas, tomar MSM puede contribuir a una mejor, más rápida y efectiva recuperación.


Para la ingesta de MSM debe tenerse en cuenta tanto la gravedad o degradación como el peso corporal:
  • Hasta 65kg: 1-2 cápsulas, 3 veces al día
  • De 65 a 90kg: 2-3 cápsulas, 3 veces al día
  • Más de 90kg: 3-4 cápsulas, 3 veces al día


<= Comparte este post con los botones de la izquierda. Ayuda a otros a recibir esta información de valor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario