Estiramientos Para Las Piernas

Estiramientos para las piernas


Es fundamental que los músculos de las piernas estén también a punto para soportar las sesiones de entrenamiento a las que las vamos a someter, ya que los ejercicios del tren inferior suelen ser bastante intensos y como tal el estiramiento debe ser capaz de relajar esta parte.

Lo mismo sucede cuando practicamos carrera, ya que la mayor parte de la intensidad del ejercicio la soporta el tren inferior.


El estiramiento de las piernas es exactamente igual que el del resto del cuerpo, ya que lo que buscamos es relajar el músculo mediante su elongación.

Es importante realizar los estiramientos siempre de forma suave y relajada para no forzar los músculos. El estiramiento es una fase de relajación, y como tal debemos afrontarla.

Para estirar los abductores simplemente bastará con sentarnos en el suelo y colocar las plantas de los pies pegada la una a la otra con las rodillas hacia afuera.

En esta postura intentaremos apretar las rodillas hacia abajo intentando tocar el suelo. Mantendremos esta postura durante unos segundos notando como los abductores se tensan fomentando de esta manera la circulación de la zona.

Los cuadriceps los podemos estirar colocándonos de pie, mirando al frente y doblando la rodilla llevando el pie hacia atrás.

En esta posición sujetamos el pie pegado al glúteo notando que los cuadriceps se estiran. Mantendremos la postura durante unos segundos con cada pierna.

Los isquiotibiales los estiraremos levantando la pierna hacia adelante y apoyándola de forma que la punta del pie la metamos hacia adentro estirando así toda la parte trasera de la pierna.

El estiramiento de los gemelos será un punto fuerte que no debemos pasar por alto, y que muchos de nosotros olvida muy a menudo, ya que aguantan mucha tensión y por lo tanto debemos ayudar a que descansen los antes posible.

Para estirar los gemelos simplemente debemos estirar la pierna y apoyarla en el suelo llevando la punta del pie hacia arriba como si fuésemos a tocarnos las espinillas con los dedos.

Debemos notar como toda la parte de los gemelos se estira.

Otra forma de estirar el gemelo es colocando los talones apoyados en un escalón y dejar caer todo el peso del cuerpo sobre ellos, de forma que las puntas de los pies queden apuntando hacia arriba.

En esta posición mantenemos unos segundos, de manera que notemos como se estira toda la parte trasera de nuestras piernas, ya que no solamente estiramos los gemelos, sino que también los isquiotibiales se verán afectados.

Es primordial que dediquemos siempre parte del entrenamiento a estirar, y las piernas son una parte que no debemos pasar por alto si queremos evitar posibles problemas que nos pueden acarrear una lesión o un malestar en esta zona.

Juan Carlos López Hidalgo
Reflexólogo Podal.
Quiromasajista Terapéutico y Deportivo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario